Aunque la protección de los bienes resguardados en edificios empresariales y residenciales es una necesidad permanente, las horas de la noche demandan medidas de seguridad extremas.

La necesidad extremar las medidas de seguridad se explica en que las sombras de la noche ocultan los movimientos de los intrusos, cuando la mayoría de las personas se ha retirado a descansar.

Son horas en que los sistemas de seguridad tradicionales pierden efectividad, por falta de luz,  y se reduce la amplitud visual del personal asignado a las labores de vigilancia.

Para atender esta necesidad, la tecnología nos aportan las cámaras de seguridad de visión nocturna, que funcionan mediante una luz infrarroja invisible para el ojo humano, pero que permiten tomar fotos o grabar videos (en blanco y negro) como si fuera de día.

Es una tecnología que encuentra sus orígenes en aplicaciones desarrolladas para usos militares e industriales, llamada a desempeñar un papel de gran importancia en la seguridad de residencias y comercios, a través de cámaras de seguridad de visión nocturna.

Efectividad permanente

Con la luz infrarroja, las cámaras detectan y “visualizan” los cuerpos que emiten un calor superior a la temperatura ambiente, gracias a que –en el espectro electromagnético- las ondas infrarrojas se ubican entre la luz visible y las ondas de radio.

Mediante un sensor de luz que enciende la luz infrarroja en cuanto oscurece y la apaga cuando hay luz, y el correspondiente ajuste del modo de grabación, se logra un sistema de vigilancia completo con imágenes a color durante el día y en blanco y negro durante la noche.

Además de los beneficios que brinda en el campo del video vigilancia, la tecnología de rayos infrarrojos cumple una importante función en lo relacionado con el mantenimiento de los equipos.

Además, entre otros beneficios, los rayos infrarrojos ayudan a predecir las necesidades de mantenimiento de líneas de alta tensión y, con ello, detectar fallas en el sellado del aislamiento en ventanas y techos y en la búsqueda de fugas de gas.

Las cámaras de vigilancia por medio de rayos infrarrojos son un complemento ideal, enteramente compatible con los sistemas de seguridad de las marcas PARADOX y HIKVISION, reconocidas mundialmente, distribuidas en Panamá por nosotros: Alarmatic.

Ofrecemos soluciones de vídeo vigilancia con la calidad y la precisión necesarias para resolver  sus  necesidades de seguridad de una manera nueva y efectiva utilizando vídeo interactivo y audio (opcional) para observar y monitorizar sus instalaciones, su personal y sus clientes, las 24 horas del día.

Somos un referente en el campo de la seguridad, de comprobada efectividad y honradez, que forma parte de la Red de Distribución de la marca PARADOX. Contáctenos para tener más información.