Una cerradura electromagnética es muy útil, cuando se trata de evitar que “todo el mundo” entre a las áreas restringidas de su empresa.

Las cerraduras electromagnéticas son mecanismos que se instalan en puertas para regular el tránsito de personas, pero gracias a que no están sujetas a la tensión mecánica, facilitan eventuales salidas de emergencia.

Funcionan mediante un electroimán que se mantiene firme contra una contra-placa, mientras la puerta está cerrada. Para que la puerta abra, sólo hay que desbloquear la cerradura electromagnética.

Las hay en hospitales, establecimientos comerciales, oficinas, instituciones de enseñanza, ferias, etc., y, aunque nos resultan muy familiares, las hay de diferentes tipos, dependiendo del tamaño, los voltajes, la fuerza que ejerce el electroimán y el montaje.

Son fabricadas para puertas de vidrio, metal o madera, para interiores y exteriores y existen modelos especiales a prueba de accidentes meteorológicos y tienen una ventaja adicional: no requieren llaves y no se desgastan.

Le ofrecemos seguridad

La instalación de este tipo de cerraduras se trata de instalar un electroimán de gran potencia en el marco de la puerta y una placa metálica sobre la hoja de la puerta y la mejor opción, siempre, va a ser llamar a un profesional para hacer el trabajo.

En Alarmatic damos soluciones de seguridad en residencias y edificios comerciales e institucionales, mediante equipos tecnológicos que reúnen los más altos estándares de calidad, eficacia y precisión.

Tenemos nuestra sede en David, Chiriquí, y los años de experiencia en el área de seguridad,  nos han permitido desarrollar una organización moderna, enfocada en la gestión de prevención de riesgos.

Nuestra especialidad en nuevas tecnologías, la actualización constante de nuestros técnicos,  nuestro compromiso con la probidad  y nuestra vocación por el servicio nos convierten en un referente, en el ámbito de la seguridad. ¡Estamos a sus órdenes!